RIESGO DE LAVADO DE ACTIVOS Y FINANCIACIÓN DEL TERRORISMO – LAFT

La circular básica jurídica 100-00006 de agosto de 2016 de la Supersociedades modificó el capítulo X para detallar los procedimientos y los obligados a establecer el sistema de autocontrol y gestión del riesgo LA/FT- SAGRLAFT. Están obligadas al mismo las sociedades sujetas al control y vigilancia de la Supersociedades según los términos de los artículos 84 y 85 del decreto 222 de 1195 y que además, según el sector, hubiesen tenido a 31 de diciembre del año inmediatamente anterior ingresos totales iguales o superiores en SMMLV, en el sector inmobiliario(60.000), minas y canteras (60.000), servicios jurídicos (30.000), servicios contables, de cobranza y/o de calificación crediticia (30.000), comercio de vehículos, sus partes, piezas y accesorios (130.000), construcción de edificios (100.000), y cualquier otro sector no mencionado anteriormente (160.000).

Por otra parte, los clubes de fútbol con deportistas profesionales sujetos a inspección o vigilancia de la Supersociedades cuentan con su propia reglamentación expedida por Coldeportes. Las empresas transportadoras de vehículos de carga terrestre que estén sujetas a la vigilancia, inspección y control de la Superintendencia de Puertos y Transporte se rigen por la circular 000011 de noviembre 25, 2011 y más recientemente la circular 000087 de diciembre 15, 2016.         

La implementación de la gestión de riesgos LAFT rige a partir del 1 septiembre, 2017 y requiere, como mínimo: (i) la evaluación y análisis de operaciones, negocios y contratos, (ii) procedimientos de debida diligencia, (iii) reglamentar el manejo de dinero en efectivo en la Empresa y (iv) otras medidas de prevención y gestión del riesgo, que incluyen los reportes de operaciones sospechosas (ROS). Las empresas obligadas también deberán contar con un oficial de cumplimiento quien deberá registrarse en el SIREM (El Sistema de Información y Reporte Empresarial) antes del 30 de junio respectivo.

En cuanto al SAGRLAFT, “se deberá tener en cuenta los riesgos propios de la Empresa, relacionados con LA/FT, para lo cual se debe analizar el tipo de negocio, la operación, el tamaño, las áreas geográficas donde opera y demás características particulares. Para los anteriores fines, las Empresas Obligadas deberán contar con una matriz de Riesgo de LAIFT que les permita medir y monitorear su evolución.” El sistema contemplará, como mínimo, la identificación, medición o evaluación, el control y el monitoreo del riesgo.

Recomendamos a nuestros lectores la incorporación del riesgo LAFT en su mapa de riesgos empresariales (MRE) como un riesgo más en la tarea de hacer la empresa sostenible. Nuestro modelo   MRE permite la identificación, análisis y evaluación de probabilidades e impacto, y la gestión de acciones mitigantes que facilita el cumplimiento de esta normativa.