HIDROITUANGO Y LA GESTIÓN DE RIESGOS EN EPM.

Los recientes hechos en hidroituango nos enseñan que aún con la mejor gestión de riesgo, como es el caso de EPM, siempre habrá riesgos materializados, bien sea por fenómenos naturales, errores humanos o una combinación de los dos.

Winston Churchill decía: “la preparación, si no la clave para ser un genio, lo es al menos para parecerlo”, y es este caso de hidroituango lo hemos visto en la atención a los evacuados y otros planes de contingencia. Tener disponibilidad de caja ha sido otro factor crítico para atender la emergencia y, finalmente, si se requiriese, estar dispuestos incluso a liquidar activos.

La gestión de riesgo en EPM lleva muchos años, pues el manejo de situaciones como estas no se puede improvisar, entre otras cosas, porque suceden cuando menos se espera. En los proyectos relacionados con el medio ambiente como es la infraestructura, el proceso de licencia previo al inicio de las obras es crítico para la mitigación de riesgos, donde la función gubernamental debe mirarse también como un control inicial a los futuros riesgos. Lo no detectado antes del inicio de obras, después resultará costoso en términos de vida humana y medio ambiente.

Empresas grandes, medianas y pequeñas, sin distinción, deben elaborar su mapa de riesgo y desarrollar planes de prevención y mitigación de los riesgos previamente identificados, analizados y evaluados. La rapidez actual de los cambios en lo tecnológico, climático, político y cultural, entre otros, no da espera.

Continuamente se presentan peligros y oportunidades, pero solo quienes estén preparados para enfrentar los riesgos y beneficiarse de las oportunidades son sostenibles a largo plazo.

UN VOTO EN BLANCO RIESGOSO

UN VOTO EN BLANCO RIESGOSO

Aunque respetable, no me parece constructivo que dos de los perdedores de la primera vuelta opten por el voto en blanco dando ejemplo de lo mismo a sus seguidores. En la vida lo que cuenta es lo posible, no los ideales y utopías de algunos líderes que sueñan un mejor país de la noche a la mañana con el agravante de que sus opciones políticas sean las únicas válidas.